camaras de seguridad para casa

Los mejores sistemas de seguridad para casa son la respuesta a un problema que, desde hace unos años, se nos ha instalado en la puerta de al lado, pero que amenaza con llamar a la nuestra. Y desde Aplicaciones y Tecnología queremos hablarte de ello.

Nos referimos al fenómeno okupa, que empezó como una protesta social, pero que ahora mismo es un problema real, especializado y dirigido en muchos casos por auténticas mafias. La ocupación en España es un problema que desde las administraciones tratan de atajar pero que los ciudadanos percibimos con cierta tibieza. De alguna manera, recae en nosotros aumentar la seguridad de nuestros hogares, ya que jurídicamente es bastante difícil echar a un okupa cuando entra en tu casa.

Afortunadamente la tecnología ha avanzado y tenemos a nuestro alcance  muchos sistemas de seguridad que nos ayudan de manera efectiva a disuadir y controlar cualquier acceso indeseado a nuestra casa.

Si quieres proteger tu casa manteniendo tu hogar seguro, estas son cinco de las acciones que puedes llevar a cabo para mejorar la seguridad de tu vivienda:

Instalar cámaras de vigilancia

Las cámaras de vigilancia por sí mismas, ya son un sistema de seguridad para casa disuasorio. Su presencia es suficiente motivo como para que un asaltante se piense si acceder a una vivienda o no.

Hay muchos tipos de cámaras de vigilancia, diseñadas para proteger cualquier propiedad, aunque esté en un lugar recóndito en el que no llegue la electricidad y sin acceso a Internet. Los tipos de cámaras de seguridad más populares y fáciles de instalar como sistemas de seguridad para casa son:

alarma casa

Circuitos cerrados de televisión

Están formados por dos o más cámaras de vigilancia y un receptor que recoge y trata las imágenes que emiten las cámaras.

Los más populares son los CCTV WiFi, que no necesitan realizar ningún tipo de cableado entre las cámaras y el receptor (NVR). La señal está encriptada, de modo que es casi imposible de hackear, y muchos poseen seguridad anti inhibidores de frecuencia.

Son los sistemas de seguridad para casa indicados cuando queremos proteger una propiedad muy grande, con muchos accesos y posibles puntos de entrada.

Cámaras IP

Las cámaras de vigilancia IP son las más populares, ya que puedes controlar en todo momento la cámara desde tu teléfono móvil. Además, son baratas, fáciles de instalar y de configurar.

Las que más se instalan son las que necesitan de un router para funcionar, pero desde hace unos años también están disponibles las cámaras que funcionan con tarjeta SIM, como un teléfono móvil.

Se pueden instalar en cualquier lugar, no necesitan que se tenga contratado ningún servicio de Internet en la vivienda, y son capaces de funcionar con una batería, de modo que tampoco necesitan de corriente eléctrica.

Entre los modelos más sencillos y los más complejos hay una gama inmensa de posibilidades, puedes instalar una cámara de vigilancia en tu casa entre otras muchas opciones.

Instalar alarmas de seguridad

Todos conocemos las empresas de alarmas de seguridad que se anuncian en televisión, pero poca gente sabe lo sencillo que resulta instalar un sistema de seguridad, similar a los que nos ofrecen estas empresas.

Las alarmas de seguridad proporcionadas por empresas de seguridad, tienen una gran desventaja, hay que pagar una cuota mensual, que puede rondar los 40€ en adelante.

Básicamente, una empresa de seguridad instala una alarma GSM en casa, que funciona mediante una tarjeta SIM para que la señal no pueda ser cortada.

Las alarmas poseen una serie de sensores de presencia, sensores de acceso en puertas o ventanas y las más completas, incluyen cámaras de vigilancia interior o exterior. Cuando uno de los sensores detecta un movimiento, manda una alerta a la central de seguridad de la alarma. Los vigilantes allí dispuestos se limitan a llamar a la policía y al propietario de la vivienda.

En algunas ciudades, estas empresas de seguridad disponen de un servicio que acude a la vivienda. En caso de producirse un incidente, un vigilante acude a la vivienda. Obviamente, este servicio tiene un coste adicional.

Puedes instalar una alarma de seguridad sin cuotas en casa, una alarma anti okupas con GSM. Si cualquiera de los sensores detecta un movimiento, la señal de alerta la recibirás en tu teléfono móvil, y serás tú el que decidas llamar a la policía, así de sencillo.

Instalar sistemas domóticos 

La domótica ha llegado a nuestros hogares para quedarse y toca cualquier ámbito de nuestra vida, desde lo más cotidiano que puede ser conectar la calefacción a distancia, poner una lavadora, o lo que tiene que ver con los sistemas de seguridad para casa: simular presencia.

Un miedo que nos surge cuando nos vamos de casa durante unos días, es que “alguien” pueda detectar que nos hemos marchado y aproveche nuestra ausencia para entrar en casa.Pero ahora es muy sencillo simular presencia, que se enciendan las luces, subir o bajar persianas (si tienen motor), o encender cualquier otro aparato electrónico, como la televisión.

A la venta hay de todo, desde simples bombillas que podemos controlar con el teléfono móvil para que se enciendan, apaguen, incluso controlar gamas de colores… hasta “hubs”, un dispositivo que distribuye señales a varios dispositivos domóticos: bombillas, enchufes, llaves, electrodomésticos…

Con estos dispositivos domóticos podremos simular presencia en nuestro hogar, con rutinas de tiempo marcadas o desde nuestro teléfono móvil, cuando nosotros queramos que se encienda la luz de casa, la del porche o se ponga en marcha el televisor.

Mejora la seguridad de acceso con una puerta acorazada

Si tu vivienda es un unifamiliar, es posible que la puerta de entrada no sea el lugar elegido para intentar colarse, pero si vives en un piso, es el punto más vulnerable.

Un buen sistema de seguridad para casa debería incluir el refuerzo ese punto de acceso instalando una puerta acorazada, o en su defecto, una puerta blindada, aunque la primera brinda un mayor nivel de seguridad.

Si te decides a instalar uno de estos sistemas de seguridad para tu casa, debes saber que existen diferentes grados de seguridad y resistencia, certificados mediante ensayos y normativas, que las clasifican entre 1 y 5.

Las más resistentes, como es evidente, son las que ocupan los grados 4 y 5, capaces de resistir las técnicas más o menos sofisticadas de los profesionales del asalto a viviendas. Para que te hagas una idea, las puertas de seguridad de grado 5 son las que se instalan en joyerías o empresas de seguridad.

alarmas para casa precios

Contrata una póliza de seguridad que cubra robos y ocupación

A pesar de todas las medidas y sistemas de seguridad para casa que hemos descrito hasta ahora, es imposible evitar de lleno un allanamiento o una ocupación, si es que alguien pretende ocupar nuestra vivienda. Afortunadamente, cada vez es más habitual que las compañías de seguro añadan una cláusula anti ocupación en sus seguros de vivienda.

Si vas a renovar el seguro de tu vivienda o pretendes contratar uno nuevo, lee con atención que garantías están cubiertas y cuales no, infórmate de la posibilidad de cubrir la ocupación como uno de los riesgos.

En algunos seguros se contempla la reparación de viviendas por ocupación, así como la asistencia legal para resolver el problema.

Esperamos que esta selección de los cinco mejores sistemas de seguridad para casa te sirva, de modo que tu hogar se convierta en un lugar seguro para ti y tu familia. Si es así, no olvides compartir este artículo en tus redes sociales.