crunch en videojuegos

¿Te gustaría saber los efectos del Crunch en Videojuegos? En Aplicaciones y Tecnología te explicaremos en qué consiste uno de los términos que más confusión genera entre los aficionados, el Crunch. Muchas personas no comprenden los efectos, generalmente negativos, que produce esta práctica.

¿Qué es el Crunch?

Crunch en Videojuegos: Descubre en qué consiste

El Crunch, según algunos desarrolladores, es el lado oscuro de los videojuegos. Su nombre hace referencia al sonido de los dientes rechinando. Es una manera de referirse a las largas horas que pasan los desarrolladores trabajando en un videojuego; incluso llegando a prorrogar su jornada laboral.

Entonces, el Crunch se refiere a los períodos por los cuales los desarrolladores trabajan más horas de las determinadas; pero no solo se trata de horas extras, los periodos de prórroga laboral pueden extenderse a semana e incluso meses. Las razones por las cuales sucede esto son múltiples y variadas entre sí.

Algunos desarrolladores prefieren trabajar de más y dormir poco con tal de entregar el proyecto en la fecha estipulada; sobre todo cuando se trata de títulos de renombre, es decir, juego triple A. Para poder alcanzar la meta, invierten en tiempo y trabajo, incluso si al final terminan agotados.

Por otra parte, hay empresas que tienen el Crunch como una regla de trabajo. Es aquí donde la situación se torna oscura pues en este caso se trataría de explotación laboral, donde el trabajador por obligación tienen que trabajar más de 20 horas diarias y hasta 100 horas semanales; reduciendo hasta lo mínimo sus necesidades personales. En muchas ocasiones estas horas extra no son pagadas.

Sin importar las razones por las cuales se practica el Crunch, muchos expertos advierten sobre sus efectos negativos aseverando que puede llegar a tener graves consecuencias a nivel psicológico y físico. Produce fatiga mental y es una de las causas del deterioro de la salud de muchos desarrolladores.

¿Por qué ocurre el Crunch?

Es una práctica bastante negativa y hay grupos u organizaciones que intentan cambiar esta realidad; no obstante, ¿por qué es tan común? El Crunch se ha normalizado en muchos países pero esto ocurre, en su mayoría, por la producción, el plan de desarrollo y, en general, a la planificación.

No hay distinción entre superproducciones y juegos más sencillos, todos los desarrolladores han pasado por esto sin importar el tipo de proyecto que están elaborando. Muchos creen que al tener un plan de producción establecido el Crunch no debería de ocurrir y esto podría ser cierto si no fuera por el hecho de que desarrollar un videojuego no es una ciencia exacta.

Ocurren retrasos, problemas, arreglos de último minuto e incluso hay equipos que han tenido que empezar desde cero el proyecto; sin embargo, no es la única razón. Es bastante notorio que la presión social y las ganas de destacar son otra de las causas del Crunch.

Aunque es un claro problema todavía se sigue practicando, hay personas que se preguntan si a pesar de las desventajas la práctica funciona; la respuesta es compleja y está sujeta a una gran cantidad de variables. Para algunos la recompensa monetaria puede valer la pena el esfuerzo.

Otros aseguran que el Crunch en cortos periodos y sin llegar a los extremos puede llegar mejorar el trabajo en equipo; no obstante, los inconvenientes surgen cuando se llegan a los extremos y los desarrolladores tienen que pasar horas trabajando prácticamente sin descansar adecuadamente. Esto genera mucho estrés y es una de las principales causas del abandono laboral en el mundo de los videojuegos.

¿Por qué ocurre el Crunch?

¿Existe alguna manera de eliminar la práctica del Crunch?

Actualmente hay grupos que trabajan para mejorar las condiciones laborales de los desarrolladores, una de estos es la asociación Game Workers Unite. No obstante, hay que entender que el Crunch ha existido desde los inicios de los juegos, eliminar los años de práctica es sumamente complicado y probablemente no veremos resultados concretos hasta dentro de varios años.

Efectos del Crunch en los videojuegos

La página web MeriStation realizó hace unos años una entrevista a varios desarrolladores entre los que se encontraba uno de los trabajadores de Catness Game Studios.

En dicha entrevista el desarrollador comentaba que cuando realizas un proyecto por primera vez, estás fresco, animado y con ganas de pasar más de 10 horas trabajando en lo que te gusta; no solo aprendes más, también puedes observar como el juego se finaliza y es lanzada la venta.

Comenta que los problemas empiezan cuando no solo trabajas en esas condiciones laborales una o dos veces, sino todo el tiempo. Este tipo de Crunch extremo es lo que realmente afecta la salud de los desarrolladores, incluso hace que su rendimiento baje considerablemente.

Una persona agotada mentalmente es más propensa a cometer errores. Sobre esto habla Daniel Pellicer, trabajador de Mad Gear Games. En su diálogo con el medio antes nombrado, asegura que “El crunch hace que se obvien errores de programación o que se tomen decisiones de diseño equivocadas”.

¿Existe alguna manera de eliminar la práctica del Crunch?

Ejemplos de Crunch

Como te comentamos al principio, hay muchas razones que contribuyen a esta terrible situación. Uno de los casos más escandalosos de Crunch ocurrió en 2018 con Red Dead Redemption 2; donde Rockstar Games declaró que se sentían orgullosos de sus trabajadores pues tomaron más de 100 horas semanales para poder terminar el juego.

Algunos desarrolladores de Fornite de forma anónima denunciaron en 2019 que ellos sufrían de un caso grave de Crunch pues trabajan alrededor de 70 a 100 horas semanales; el problema es que ellos tienen que estar constantemente trabajando para resolver cualquier tipo errores o actualizaciones que se tengan que realizar.

Como estos hay cientos de ejemplos, esto solo nos muestra la estandarización de la explotación laboral en el mundo de los videojuegos.

¿Qué opinas del Crunch? Respóndenos en la sección de comentarios y no olvides compartir este artículo en tus redes sociales.